domingo, 3 de junio de 2018

A corazón abierto


Esta publicación me ha generado cierto conflicto interno porque no sabía si catalogarla como una entrada de motivación o personal, pero bueno eso es lo de menos. Solo quería serles sincera y sobre todo ayudar a muchas personas que se encuentran iniciándose en una reeducación alimenticia (no me gusta utilizar el término dieta) o comienzan a hacer deporte, o con cualquier cambio en su vida. 

Con este pequeño testimonio quiero contarles que muchas veces me pasa como a muchos, que a pesar de llevar ya dos años en esto de un estilo de vida healthy tengo mis días bajos en los que  me cuestiono para qué me esfuerzo tantísimo, llego a decirme que no veo cambios... Días en los que lo mandaría todo al carajo y no tengo ganas de entrenar ni de ir a clase, sino de quedarme en casa.

Pero aquí es donde tienes que ser fuerte y decirte a ti mismo: vale, ahora mismo estoy pensando esto, pero cuando estaba en el otro lado no era feliz, no me sentía tan saludable ni con tanta vitalidad, no estaba haciendo lo que me gustaba y cuando echo la vista atrás y veo fotos de mis cambios físicos, de la gente que he conocido en esta trayectoria, los grandes momentos que he vivido, y lo fuerte que me he vuelto en tantos aspectos, me siento orgullosa. 

Y es justo en este momento en que te das cuenta de que ese momento de bajón es simplemente eso, un instante. Un día de debilidad lo podemos tener todos, pero podemos hacer que nos sirva para hacer una reflexión, coger aire, quitarnos lo que nos pesa de la mochila, meter lo que sí queremos y seguir hacia delante. Porque siempre tenemos que seguir avanzando como las agujas del reloj, ellas nunca vuelven atrás. Así que esta que está aquí se pone sus leggins y se va al gimnasio para seguir haciendo lo que le gusta.

Recuerda, no dejes que un instante te determine, porque ya te has demostrado antes que tú eres más fuerte que tus pensamientos negativos. Dales un giro y haz que sean positivos. Eso es la auténtica magia y reside en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario