domingo, 18 de marzo de 2018

Phoskitos proteicos

¡Buenas chicos! Hoy les traigo esta receta, por el día del padre y con mucho cariño porque  que me recuerda a mi infancia.Ya que muchas tardes mi padre y yo nos atiborrábamos a Phoskitos. Nos encantaban así que he decidido homenajear esos recuerdos y sacar una versión saludable.😉 

Ingredientes para el bizcocho

  • 100g de harina  arroz (o de garbanzos).
  • 1g de sal. 
  • 15g de stevia granulada. 
  • 4 huevos.
  • Aceite de oliva. 
Ingredientes del relleno
  • 200ml de nata líquida sin lactosa
  • 40g de stevia granulada.
  • 12 gotas del saborizante de vainilla.
  • 30g de proteína sabor vainilla.
Ingredientes para la cobertura
  • 20g de aceite de coco.
  • 100g de chocolate negro 85% cacao
  • 125g de chocolate con leche endulzado con stevia.

Elaboración

Antes de empezar, precalentaremos nuestro horno a 200ºC. Mientras se calienta, empezaremos a preparar el bizcocho del brazo.

En primer lugar, separaremos las yemas de las claras. Una vez separadas, batimos en un bol las yemas con la stevia hasta que la mezcla quede espumosa. A continuación, le agregamos la harina tamizada para evitar  grumos. En otro bol batiremos las claras con la sal hasta llevarlas a punto de nieve. Una vez estén a punto de nieve, las incoporaremos a la mezcla de las yemas con movimientos muy suaves y envolventes.

Para el horneado, colocaremos papel vegetal sobre una bandeja de horno sobre la que habremos repartido un poco de aceite de oliva. Extenderemos la masa del bizcocho sobre el papel vegetal de la forma más homogénea posible y lo hornearemos durante aproximadamente 10 minutos a 200ºC, aunque recomiendo, como siempre, echarle un vistazo porque dependerá de la potencia del horno.

Mientras se hornea nuestro bizcocho, comenzamos a preparar el relleno, por lo que vertemos en un bol 150 ml de nata fría, la stevia granulada, las gotas del saborizante, la proteína y comenzamos a batir hasta que tengamos una masa homogénea más bien espesa.

Una vez pasado el tiempo, sacamos la bandeja del horno y colocamos un trapo húmedo y limpio sobre el bizcocho, le damos la vuelta y le quitamos el papel vegetal. Sin dejar que se enfríe, nos ayudamos del trapo para enrollarlo y dejamos que se enfríe un poco en esa posición antes de desenrrollarlo para rellenarlo.Una vez pasados unos 3 minutos  desenrollamos la masa y comenzamos a untarle la creama. Luego, lo volvemos a enrollar y con un cuchillo lo cortamos  y lo reservamos en el frigorifrico. Mientras pasamos a preparar la cobertura vertiendo el aceite de coco en un cazo a fuego medio. Una vez esté líquido el aceite pasamos a echar el chocolate que hemos previamente troceado. Cuando esté derretido el chocolate pasaremos a bañar las porciones de nuestro bizcoccho. Luego lo volvemos a meter en el frigorífico y en 30 minutos ya tenemos listo nuestro fosquito fit.

Un consejo: para que se quede enroscado el bizcocho y lo podamos manipular a la hora de bañarlos en chocolate sin que se nos abra, yo lo he pinchado con un palillo de dientes para así mantener su forma una vez he cortado las porciones.

Espero que se animen a hacer esta receta. No se olviden de usar el hashtag #lamultipowerdemaca y etiquetarme si deciden cocinarla. Y como no felicidades a todos los papis y a las mamis que  por circustancias de la vida tienen que ejercer como padres también.
Lo dicho, espero que les guste y sino la quieren hacer  para papá puede ser una buena  opción de  merienda en amigos, ¿no creen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario