domingo, 28 de enero de 2018

¿Qué nos diferencia de las personas exitosas?


Si estás leyendo esto es porque quieres salir de tu zona de confort y seguro que alguna  vez te has planteado, ¿Por qué unos consiguen lo que se proponen y tú no? Te habrás puesto excusas sin fin de veces porque crees que ellos tienen tiempo, dinero, contactos, genética, etc. 
Sin embargo, depende de a qué ámbito abarque tu meta, pero excusas y miedos hay un sinfín.
Te reto a plantearte qué te diferencia de esas personas que sigues, idolatras por su trabajo o porque consiguieron algo que tu también quieres conseguir.

Ellos son seres humanos que, al igual tú, lo que les diferencia es que tienen claro hacia donde quieren ir y se enfocan, no se dejan distraer por nada ni por nadie. Tienen miedos y debilidades, pero no se dejan sucumbir. Pasan por muchos sacrificios como dedicar horas a trabajar en lo que son exitosos, sacrifican horas de estar con su familia, horas de sueño, etc., pero son conscientes de que todo esfuerzo tiene su recompensa y es que no hay mayor recompensa que conseguir aquello que te has propuesto más aún cuando nadie confiaba en ti.
Nadie es mejor que nadie, ni tienen super poderes, lo que sí tienen es un objetivo claro, una fuerza de voluntad increíble y ganas de materializar su sueño, aunque para muchos solo sea eso un sueño. Ellos tienen claro que es una realidad que se va a producir, pues depende de ellos y van a poner todo de su parte para ello.
¿Y tú?¿Vas a dejar de lado los miedos y harás que pesen más tus metas y sueños?
Yo siempre pienso que si ellos pueden yo también. Ellos son mortales, no son magos ni superhéroes, son personas que saben que tienen un poder en su mente a la cual la saben enfocar y se retan así mismos por lo que quieren, porque de eso se trata: de retarte a ti mismo porque puedes ser tu mejor saboteador o tu mejor aliado, tan solo de ti depende.

Retémonos en convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, disfrutando del camino y que cada sacrificio que realizamos nos sirva para darnos cuenta de lo cerca que estamos de esa meta.
Espero que este post les guste y sobre todo que les ayude a salir de la zona de confort, que dejen atrás esos pensamientos pesimistas y sobre todo que recuerden que somos imparables,  podemos con todo. Tan sólo se trata de escuchar tu corazón y  esas ganas de ir a por ese sueño.¡Materializalo! No dejes que quede en la imaginación. 
Lo dicho si te ha gustado házmelo saber dejándome un comentario por aquí o por Instagram. Una vez más ¡Gracias, por visitar el blog!

No hay comentarios:

Publicar un comentario