sábado, 11 de marzo de 2017

Viviendo cada instante

Leyendo el libro 'A pesar de los aviones' de Diego Ojeda en la playa de las Canteras
A pesar de los aviones, Diego Ojeda

Hoy me he permitido el lujo de sentarme en la avenida de la playa. Me encanta ver el mar y observar el devenir de las olas, hace que me sienta libre, en paz, me relaja y me llena de energía. Me gusta venir sin prisas, sin horarios y ver la gente pasar, ver situaciones mundanas, ser consciente de la vida muchas veces vamos con nuestros pensamientos, nuestras monotonías y no somos conscientes de lo que nos rodea. De lo privilegiados que somos de estar donde estamos. Pienso que debemos aprovechar la vida cada minuto, porque es un regalo.

Es un regalo el poder sentarme a disfrutar este espectáculo natural, tener comida, ropa, amigos, familia, casa... Son cosas que damos por hechas y rara vez valoramos. Nos dedicamos a lamentamos por cosas que queremos, ya sean materiales o un amor por el que lo diste todo. Y sinceramente, creo que deberíamos emplear mejor nuestro tiempo en decidir lo que queremos e ir a por ello, marcarnos una meta y conseguirlo a su debido tiempo con esfuerzo y constancia, porque todo sucede cuando tiene que suceder.

Si tus lamentos son por personas que ya no están, tienes que empezar a ser consciente de que muchas personas estarán de pasada en tu vida, pero llega un momento en el que se van, dejando en su lugar lecciones. Sin embargo, aquellos que realmente importan nos acompañarán siempre en este viaje que es la vida. Soy de las que piensa que todo pasa por algo, que hay que dejar que las cosas fluyan y no tener apegos a nada ni nadie, ya que nada es para siempre salvo las experiencias vividas. Por eso quiero disfrutar, vivir cada instante y sacarle el mayor partido al tiempo.

Mucha gente me dice que no sabe cómo puedo hacer tantas cosas ni de dónde saco el tiempo, y es entonces cuando les digo que querer es poder, que la organización es un pilar fundamental en mi vida, que hace tiempo que dejé de lado las excusas  y que en lugar de preocuparme por lo que piensan los demás, empecé a escucharme y darme permiso para disfrutar haciendo lo que realmente me gusta y quiero. Obviamente, tengo mis obligaciones y limitaciones económicas (de no ser así estaría viajando todos los días 😂), pero soy consciente de mis posibilidades, las exprimo al máximo y me regalo días como este en el que dejo de lado el móvil, mis obligaciones y me siento con mi libro a leer en la avenida, aprovechando para hacer estas reflexiones, conectando con lo que me rodea y conmigo misma.

Con toda esta reflexión algunos me conocerán un poco más, otros se sentirán identificados y unos pocos pensarán ¿qué tiene esto que ver con el fitness? Todo tiene que ver, porque si yo dejé las excusas de lado hace tiempo, tu también puedes. Leí hace tiempo una frase que resumiría todo lo que he escrito aquí:

"Dentro de veinte años a partir de ahora te arrepentirás de las cosas que no hiciste, así que suelta las amarras y navega fuera de tu zona de confort, busca el viento en tus velas. Explora, Sueña, Descubre". Mark Twain.

No hay comentarios:

Publicar un comentario